Los pasteles al óleo Van Gogh tienen colores brillantes elaborados con pigmentos puros, aceites minerales y aglutinantes de cera para obtener una aplicación suave y lisa sin polvo. Maravilloso poder colorante y fácil desprendimiento de color. Aptos para diversos tipos de soportes como, papel, cerámicas, madera, etc. El pastel oleoso es un medio soluble en diluyentes como trementina por lo que puedes diluirlos, mezclarlos y hacer aguadas.