El carboncillo en un formato único protegido por un papel que puedes ir sacando a medida que lo vas ocupando lo que te permite un mejor manejo y mayor duración de la mano de uno de los fabricantes de lápices mas antiguos de América.